Nuestro proyecto Una Mossegada a l’exclusió (Un mordisco a la exclusión) consigue la inserción sociolaboral de personas vulnerables a través de acciones de empoderamiento.

Los participantes del programa realizan itinerarios de inserción personales y, a la vez, reciben alimentos diariamente para mejorar la cobertura de sus necesidades básicas, para ellos y sus familias, y poder realizar un mejor proceso de búsqueda de trabajo.

En Andròmines creemos que todas las personas en riesgo de exclusión tienen la capacidad de revertir su situación si cuentan con las herramientas indicadas. Por este motivo, Una mossegada a l’exclusió impulsa a sus destinatarios a participar activamente en la gestión y desarrollo del proyecto, consiguiendo que se conviertan en actores de su proceso de inserción, no sólo espectadores, favoreciendo su empoderamiento y rompiendo su dependencia de los fondos públicos.

UN MORDISCO A LA EXCLUSIÓN | IMPACTO 2017

  • 66 personas

    beneficiarias de alimentos

    19 famílies participants

  • 5.756 comidas

    repartidas
  • 62% inserción

    de los participantes en itinerarios de inserción
  • 3.000 kg

    de alimentos recuperados
  • 15 entidades

    participantes

    1 hospital, 11 restaurantes y 3 supermercados