Inserción socio laboral en tiempos de confinamiento

Inserción socio laboral en tiempos de confinamiento

Actualmente todavía no llevamos un mes de confinamiento por este maldito Covid-19, pero este tiempo o mejor dicho la vivencia de este tiempo puede ser muy diferente según tu situación socioeconómica.

Desde Andròmines atendemos a personas en situación o riesgo de exclusión social con el objetivo de acompañarlas en su proceso de inserción laboral. Muchas de estas personas no tienen ningún ingreso económico o cobran una pequeña ayuda económica pero que en la mayoría de los casos no les es suficiente para hacer frente a sus necesidades básicas (comer, vivienda, etc.) Hay personas que están viviendo este confinamiento no ya en un domicilio sino en una habitación, puesto que viven a pisos compartidos y los espacios comunes no siempre los tienen a su disposición.

Por todos estos motivos desde Andròmines en ningún momento hemos dejado de estar junto a estas personas y desde casa, haciendo teletrabajo y con los inconvenientes que a veces esto supone (ya sabemos todos que la conciliación vida familiar vida laboral no es fácil y más con niños a casa) continuamos acompañándolos en su itinerario de inserción sin descanso.

Adaptación personalizada.

Este acompañamiento intentamos adaptarlo a los recursos y necesidades de las personas. Hay personas que prefieren que el contacto sea por WhatsApp, otros por llamada telefónica, por video llamada  de WhatsApp, etc…

Así mismo y dada la situación actual de confinamiento muchas empresas han cerrado porque su actividad productiva no es considerada esencial, otros están con ERTE y muchas están adaptando el personal a su producción con lo cual el perfil profesional de muchas de las personas que atendemos no se ajusta a la situación actual. La mayor parte de ofertas están relacionadas con el ámbito socio sanitario (aux. de limpieza, aux. de geriatría, enfermeros/as, etc.) y en menor proporción al sector logístico (mozos/as de almacén, preparador/a de pedidos, etc.)

Si únicamente tuviéramos en cuenta la experiencia profesional, no podríamos enviar el cv de muchas de las personas que atendemos y es en este punto, donde desde Andròmines, lo que intentamos es que las empresas prioricen las competencias propias de las personas. Es decir si la persona tiene o puede adquirir las competencias propias que reclama la empresa para poder desarrollar aquel lugar de trabajo con garantías.

Situaciones de base muy difíciles.

Ahora bien, como decíamos anteriormente, las situaciones con las cuales nos encontramos son muy diversas: personas que están viviendo la situación actual con verdadero miedo y a pesar de poder trabajar en los lugares de trabajo descritos anteriormente por decisión personal lo rechazan, por pánico al contagio. Madres monoparentales con niños/as a casa y que no pueden dejar solos/as para ir a trabajar. Otros que por el contrario esta situación excepcional ha supuesto por ellos una oportunidad por re introducirse en el mercado laboral después de largos periodos de inactividad.

Con todo esto quiero decir que esta atención a las personas, estas tutorías de seguimiento como decimos en el argot de la orientación socio laboral, no siempre tiene un objetivo laboral, otras veces el objetivo es el apoyo, el acompañamiento a la persona en todo este proceso. 

Apoyo incondicional como no podía ser de otro modo.

Hacerlos sentir que a pesar de que no nos podemos ver presencialmente y no nos puede compartir frente a frente sus dudas y desazones, entendemos sus situaciones extremas, continuamos aquí, teniéndola presente y dándole nuestro apoyo en todo aquello que necesite y que esté a nuestro alcance.

 

 

Xavier González
Técnico de Inserción – Prospección

 

 

Acción social

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.