La responsabilidad de evitar residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

La responsabilidad de evitar residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

En anteriores reflexiones, Andromines hemos intentado aproximarnos a los impactos negativos de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Especialmente, nos hemos centrado en los teléfonos móviles:

Aquí hemos analizado los costes ambientales y socioeconómicos de la producción de móviles

Aquí hablamos de la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

La extracción y el proceso de fabricación de los teléfonos móvil llevan asociados impactos ambientales negativos, bajas condiciones laborales y, incluso, efectos negativos en la salud de las personas. ¿Y la pregunta es, que se está haciendo para revertir esta situación?

El diseño de los teléfonos móviles

Actualmente tenemos en el mercado teléfonos con diseños elegantes y con nuevas y mejores propiedades que hace unos años. Por ejemplo, actualmente hay móviles impermeables, que pueden sumergirse al agua sin problemas. Estas ventajas, pero, llevan asociadas prácticas poco factibles por su reutilización o reciclaje, puesto que hoy por hoy la mayoría de los productores utilizan, entre otros, baterías incrustadas a sus dispositivos. Esto hace que los consumidores sustituyan sus móviles fácilmente cuando la batería no funciona correctamente (cuando hace unos años se podía cambiar la batería). A la vez, hace que sea todavía más difícil sustituir algunas partes del teléfono. Este hecho ha llevado a determinados productores a desarrollar estrategias profesionales de reparación como parte del mensaje de la marca, ¿pero no sería mejor fomentar el eco diseño del móvil facilitando su reutilización y reciclaje?

Existen pocas marcas que han apostado por móviles modulares, la más conocida es Fairphone, aun así, también han existido o existen otros proyectos de este tipo como Puzzlephone, Google, ZTE o proyecto AHORA de Motorola. Aun así, para que estos teléfonos móviles sean un éxito hace falta que los propietarios del software y de algunos componentes también potencien la circularidad de los teléfonos modulares, cosa que complica la viabilidad de los proyectos.

La legislación europea sobre los aparatos eléctricos y electrónicos.

En Europa, menos del 40% de los aparatos eléctricos y electrónicos se recicla correctamente y varía significativamente según el país. El año 2020 la Comisión Europea presentó un nuevo plan de acción de economía circular pidiendo más medidas para conseguir una economía neutra en carbono, ambientalmente sostenible, libre de tóxicos y totalmente circular por el 2050.

En cuanto a la generación de residuos eléctricos y electrónicos, la UE quiere promover productos de más larga duración a través de la reutilización y la reparabilidad. Pero la realidad es que hoy en día todavía estamos lejos de obtener una economía circular en cuanto a los aparatos eléctricos y electrónicos. De hecho, hoy en día todavía existen rutas no oficiales que a veces acaban en una exportación ilegal y un tratamiento inapropiado de estos residuos.

A través de estos canales, no solo perdemos la oportunidad de recuperar diferentes metales, sino que perdemos la oportunidad de crear nuevos puestos de trabajo en nuestro territorio.

¿Los consumidores, que estamos haciendo?

El crecimiento de ventas de teléfonos móviles no deja de crecer año tras año. Durante el 2021 se vendieron un 9% más que el año anterior. Uno de los motivos de este crecimiento es que la duración actual de los Smartphone es de entre 18 y 24 meses. En cambio, si solo nos centráramos a la parte mecánica y electrónica, los Smartphone tendrían que durar entre 10 y 12 años. En cambio, si tenemos en cuenta el software, entre 6 y 8 años. ¿Qué está pasando?

El hecho que los Smartphone tengan una vida útil tan corta, promueve que encontramos Smartphone «invernando» en las casas porque sus usuarios no se quieren gastar en un aparato que contiene información delicada y personal. Se estima que en Europa existen 700 millones de aparatos «invernando». Si todos estos aparatos se reciclaran, generarían 15.000 toneladas de metales como oro, plata, cobre o litio entre otros, con un valor aproximado de un billón de euros y una cantidad considerable de materiales secundarios disponibles en la UE.

¿Pero qué podemos hacer para evitar nuestro sobre consumo de aparatos eléctricos y electrónicos?:

  • Com a consumidores què podem fer
    Como consumidores qué podemos hacer?

    Reevaluar la necesidad: ¿Realmente necesito este aparato?

  • Alarga la vida de tus aparatos: Manteniendo tu aparato limpio y cuidando la batería
  • Comprar aparatos que no malogren el medio ambiente
  • Donar los aparatos que todavía funcionan a productos sociales.
  • Reciclar los aparatos correctamente y no los dejes en un cajón a casa.

 

El proceso de reciclado

Teóricamente, los productos más valiosos de los teléfonos son metales preciosos como el oro, la plata y el platino, que se encuentran dentro de la placa de circuito. La batería del teléfono móvil también contiene muchos productos útiles como cocer, cadmio, níquel, aluminio o litio entre otros, pero se recicla de forma separada.

Por lo tanto, para el reciclaje de los móviles es necesario separar la batería del resto de componentes. Una vez separados, los móviles se trituran y se calientan a 1100 °C, convirtiéndolos en polvo y, de aquí, se recuperan los metales.

El papel de Andròmines: Alargar la vida útil y reutilizar los componentes eléctricos y electrónicos.

A raíz de la creciente problemática que supone la extracción de materiales, la manufactura de móviles y el tratamiento de sus residuos desde Andromines impulsamos diferentes acciones de concienciación y de acción. De hecho, si tienes el móvil estropeado o te funciona muy lento y no tienes conocimientos suficientes para la auto reparación, ven a Andromines.

Igualmente aquí te dábamos unos consejos que te pueden ser útiles.

¿Sabias las diferencias entre marcas para poder reparar entre marcas?

Por un lado, en la hora de desmontar los móviles, en general Apple y Samsung son más difíciles, y Huawei y Xiaomi son menos complicados, cosa que facilita algo más poder cambiar piezas. Aun así, se tiene que tener en cuenta que para desarmar los móviles hoy en día se tienen que calentar y es algo más complicado, puesto que antes con los tornillos era más fácil.

Hoy en día, pero, muchos componentes (altavoces, cámaras, vibradores, botones) son más fáciles de cambiar que antiguamente.

Iphone 6 a15 86Apple: Todo y la dificultad de desmontar el móvil, sí que podemos encontrar algunas piezas fáciles de cambiar: Batería, pantalla, botón táctil, altavoz, micro de oreja, cámara frontal y trasera. Aun así, por dentro hay mucha mezcla y es complejo, cosa que dificulta el cambio de algunas piezas como: altavoz, flex de carga, jack auricular.

Samsumg 510fSamsung: Es más difícil de desmontar que Apple, porque la mayoría de modelos se tiene que hacer por la pantalla y muchas veces es difícil hacerlo sin romper la pantalla. Algunos modelos se desmontan desde detrás y esto facilita el acceso a la parte de dentro. Un vezabierto es bastante sencillo cambiar muchas piezas: batería, pantalla, altavoces, cámaras, vibrador, botones.                   

Huawei y Xiaomi: Son dos modelos sencillos de desmontar porque se hace por la parte trasera, y así es más difícil romper la pantalla. Los dos han apostado por un montaje más sencillo y con componentes fáciles de cambiar: baterías, botones, pantalla, cámaras, altavoces, flex de carga, etc.

Xiaomi Redmi Note 7 Huawei pot-lx1

En Andròmines conocemos los diferentes modelos y disponemos de las herramientas adecuadas y un servicio de reparación de teléfonos móviles. Te animamos a visitar nuestras instalaciones del Bon Pastor:

Calle de Fray Juníper Serra, 77, local 21-22, 08030 Barcelona

La reparación o reutilización de aparatos electrónicos es la mejor manera de paliar los impactos negativos relacionados con la extracción de minerales, fabricación y tratamiento de residuos de los teléfonos móviles.

El apoyo de reparación de aparatos electrónicos es posible gracias a la colaboración de la Agencia de Residuos de Cataluña

Raúl Paniagua
Técnico ambiental de Andromines.

Editar esta traducción en Català

Medio ambiente

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.