Un curso a distancia sin tecnologia

Un curso a distancia sin tecnologia

Actualidad

Uno de los impactos más invisibles de esta crisis de la COVID19 ha sido la gran cantidad de familias y jóvenes y adolescentes que se vieron, de un día por el otro, encerrados en casa y teniendo que seguir el curso a distancia sin contar con suficientes ordenadores o aparatos tecnológicos para que toda la familia pudieran desarrollar sus tareas con la máxima normalidad posible.

Una unión de esfuerzos

Durante estos meses de crisis a Andròmines hemos enfocado todos nuestros esfuerzos y recursos al dotar de ordenadores y tabletas a todas aquellas personas, familias y entidades que no  tenían para poder seguir las clases o para estar en contacto con sus familiares.

Han sido meses muy intensos de coordinación entre diferentes agentes y de trabajo en red, pero trabajo en red del de verdad: todo el mundo aportando lo mejor de sí mismo para pensar qué era la mejor manera de llegar al número más grande de personas posible y hacerlo de la mejor manera posible. Se han movido contactos, recursos, equipos, se han generado ideas, se han evaluado y repensado mil maneras de hacer posible el que, a priori, parecía imposible. Podemos decir que todo el mundo ha puesto toda la carne en el asador, ni una sola persona no ha aportado lo mejor de sí misma y desde su especialidad para poder conseguir un objetivo común: ofrecer la oportunidad de continuar los estudios a todas aquellas personas que se habían quedado sin acceso a un ordenador.

Así, con la ayuda de muchas personas, entidades y organizaciones, cada una de ellas aportando el que mejor puede o sabe hacer, hemos conseguido llegar a 378 familias, 1.425 niños y 1,465 adolescentes, y hemos hecho posible recuperar más de 2Tn de residuos peligrosos.

Pero no lo hemos hecho suelas: 82 Agentes colaboradores

Entidades donantes:

  • Agencia de Residuos de Cataluña
  • Banco de Recursos
  • Nestlé España
  • Audio Echnica iberia
  • Catalana Occidente

Entidades receptoras:

  • 67 Centros residenciales de menores (*CRAEs)
  • Colegio de Médicos de Barcelona
  • Instituto Gabriela Mistral
  • Fundació San Juan de Dios
  • Fundació Trabor
  • Red de ayuda mutua del Pueblo Seco

Entidades colaboradoras:

  • Eways
  • Consejo de Cámaras de Cataluña
  • Consell per la República
  • Guanyem-hi tots!de Federació Catalana de Voluntariat Social
  • Juvanteny Fundación
  • DGAIA

Muchas gracias de todo corazón  a todas por hacerlo posible. Sin vosotras no nos  hubimos salido y, además, hemos aprendido mucho en este camino. Continuaremos luchando para garantizar la igualdad de oportunidades de todas las personas y porque la brecha digital sea cada día menos brecha.

Hacer visible lo invisible

Estamos firmemente convencidas que se ha hecho visible la gran desigualdad en que vivimos como sociedad. Las personas más vulnerables han sido las que más rápidamente se han visto impactadas en esta crisis y nosotras nos negamos a qué esta sea la “nueva normalidad”. Nos negamos a qué sea normal que más de 3.260 niños y jóvenes no puedan continuar sus estudios porque no disponen de los medios necesarios y que nadie tome medidas. Nos negamos a que miles de familias no tengan suficientes alimentos para pasar los días, porque se han quedado en el paro y las prestaciones no llegan.

Esto no es normal, nos negamos a normalizarlo, y desde aquí seguiremos trabajando para que esta no sea la nueva normalidad. Que la gente no tenga ordenador a casa o no tenga las necesidades básicas cubiertas, y que sean las entidades y la solidaridad humana la que haya de dar respuesta a esta situación de emergencia, no tiene que ser normal. Desde Andròmines nos encontraréis trabajando para que todo el mundo tenga las mismas oportunidades ante una situación de adversidad.

Continuamos!

Día Internacional para la eliminación de la Violencia hacia las mujeres.

Día Internacional para la eliminación de la Violencia hacia las mujeres.

Actualidad

Andròmines nos adherimos al manifiesto unitario que conmemora el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres. 

Este manifiesto lo ha redactado la periodista Ariadna Oltra, por segundo año consecutivo enfatiza la visibilització, sensibilización y lucha contra las violencias sexuales.  Una reclamación de más prevención, porque la violencia no sea una opción válida en las relaciones de pareja; más recursos, más recursos para garantizar una atención digna, recursos de urgencia; más profesionales especializados , avanzar en la construcción de un modelo de abordaje de las violencias sexuales, con una visión integral porque el futuro de casa nuestra sea un país libre de violencia machista. ”Porque tenemos el derecho de ser niñas y mujeres libres”.

El contenido de este Manifiesto está consensuado por la Generalitat de Cataluña, las diputaciones y las entidades municipalistas.

Además, en el web del Instituto Catalán de la Mujer, encontraréis los materiales de la campaña institucional de sensibilización de este año #LliuresISensePor, con el lema “Las mujeres tenemos derecho a vivir libres de violencias sexuales”.

Trabajos y tiempos: apuntes sobre la desigualdad de género

Trabajos y tiempos: apuntes sobre la desigualdad de género

Sensibilització social

 

El concepto de trabajo ha sido identificado como empleo dentro de los sectores del pensamiento sin tener en cuenta que el ámbito mercantil se apoya en otros sectores. La economía tradicional ha invisibilizado el trabajo dentro de los hogares, es más, históricamente no ha sido considerado trabajo (Legarreta, 2008). Tampoco se ha tenido en cuenta la relación que existe entre el “proceso de producción y de reproducción de mercancías y el proceso de reproducción social de la fuerza de trabajo” (Carrasco, 2007: 147). Además, las relaciones laborales se han basado en los procesos de producción mercantil, en las condiciones de trabajo, y no en las condiciones de vida.

Los tiempos de trabajo productivo y doméstico – familiar se configuran de forma diferente: difieren los ritmos, la intensidad o la secuencia. El tiempo en el mercado laboral es un tiempo rígido, “pautado, regular, medible en términos de horario y de reloj, diacrónico” (Carrasquer, 2005: 5); el tiempo doméstico y familiar permanece subordinado al productivo, es dependiente de éste y de otras instituciones relacionadas como los colegios, comercios y demás servicios. Es un tiempo sincrónico, que puede exigir la simultaneidad de tareas, que, según qué actividad requiere unas condiciones temporales rígidas y que puede resultar imprevisible, por lo que demanda disponibilidad (Carrasquer, 2005).

Una sociedad no podría subsistir si se basa exclusivamente en el trabajo mercantil ya que necesita del trabajo dentro del hogar para el cuidado de la vida. Estos trabajos realizados en la esfera doméstica no están reconocidos socialmente. Sin embargo, se valora y se considera como universal el trabajo mercantil, asignado socialmente y asumido por los hombres. Muchas mujeres trabajadoras además de tener que realizar una jornada completa dentro del mercado laboral tienen una segunda jornada dentro del ámbito doméstico lo que Balbo (1994) denomina doble presencia que “convierte a las mujeres en equilibristas obligadas a hacer cuadrar un balance de tiempo muy rígido y se traduce en su vida cotidiana (…) en sobreagotamiento, neurotización y privatización” (Balbo: 1994: 513). No hay, por tanto, una corresponsabilidad entre mujeres y hombres en los hogares, sino que el peso del trabajo doméstico y de cuidados es asignado y asumido por las mujeres. Así, las mujeres tienen una disponibilidad parcial en el mercado laboral y trabajan menos horas anuales que los hombres.
Como vemos, la posición de las mujeres en el mercado laboral queda debilitada por la división doméstica del trabajo de tal manera que “el mercado de trabajo perpetúa la división doméstica del trabajo y viceversa. Este proceso es el resultado actual de la continua interacción de dos sistemas engranados: el capitalismo y el patriarcado” (Hartmann, 1994: 258).

La Encuesta de Empleo del Tiempo realizada por el Instituto Nacional de Estadística (2010) nos muestra que persisten las desigualdades de género en relación al trabajo no remunerado: los varones realizan una media de 2 horas 32 minutos diarios al cuidado del hogar y de la familia mientras que las mujeres dedican el doble de horas (4 horas 29 minutos de media diaria).

Tabla 1. Personas que realizan la actividad en el transcurso del día y duración media diaria (DMD) dedicada a la actividad según sexo.

 

  Hombres Mujeres
  DMD Horas DMD minutos DMD Horas DMD minutos
3 hogar y família 2 32 4 29

 

 

Instituto Nacional de Estadística. Encuesta de Empleo del Tiempo. 2010

El hecho de que exista una marcada división sexual del trabajo en los hogares condiciona la vida laboral de las mujeres: tienen una mayor parcialidad y temporalidad contractual siendo una de las dificultades para poder promocionar y hacer carrera profesional. Además, este hecho, entre otros factores, condiciona los salarios, que se mantienen más bajos para las mujeres.

Sin embargo, hay algunas medidas que pretenden, poco a poco, ir cambiando el modelo. Los Bancos del tiempo han sido una apuesta por el intercambio de servicios por servicios donde el valor de cambio es el tiempo y no el dinero. Es un proyecto que promueve una alternativa económica, en el que se fomentan las relaciones y la creación de redes sociales en el vecindario.

Una persona es donante y receptora de tiempo convertido en intercambio de actividades que mejoren la calidad de vida de las personas, la conciliación de la vida laboral y familiar y, se den respuesta a necesidades de la vida cotidiana de una forma más igualitaria. Algunos de los ejemplos de servicios a intercambiar serían: el acompañamiento de personas de la tercera edad ayudándoles a hacer la compra o a ir al médico; ayudar a niñas y niños a hacer los deberes, leerles cuentos o jugar; hacer de canguro de niñas y niños; cuidado de animales domésticos; realizar tareas domésticas o reparaciones en los hogares; etc. (http://bancdetempsdesants.org/). La Asociación para el Desarrollo de los Bancos del Tiempo ha desarrollado un vídeo explicativo sobre los Bancos del Tiempo (https://www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=Q_2-pXhU2Og) donde remite al siguiente enlace para encontrar el Banco del Tiempo más cercano: http://www.bdtonline.org/

Andròmines apuesta por un modelo de organización del trabajo que posibilita a su plantilla poder compatibilizar la vida laboral con la familiar. En este sentido, una de las medidas que se establecen están relacionadas con los horarios laborales, que favorecen la conciliación laboral – familiar.
Por otro lado, Andròmines, organiza talleres, como los talleres de robótica infantil, en los que invita a participar a madres y padres con hijas e hijos fomentando la corresponsabilidad en los cuidados y promoviendo el tiempo de ocio en familia: https://twitter.com/Andromines/status/941962624706797568

Avanzar hacia la igualdad de género en el mercado laboral requiere de una mayor implicación de las instituciones públicas, las empresas y el tercer sector. La actuación de estos agentes debe ir en la línea de posibilitar la conciliación real del ámbito laboral y familiar mediante la organización efectiva del tiempo. Asimismo, una corresponsabilidad en las tareas del hogar y del cuidado de personas dependientes se hace necesario para alcanzar una igualdad real entre mujeres y hombres. Esto requiere un cambio en el sistema de valores y creencias para lograr una valorización social del trabajo doméstico y un reparto equitativo en las tareas. Es fundamental avanzar hacia un sistema donde la vida se sitúe en el centro.

Patricia Fiol
Tècnica d’Inserció-Prospecció d’Andròmines

 

Bibliografía

− Asociación para el Desarrollo de los Bancos del Tiempo. [en línea] [fecha de consulta: 19 de marzo 2018]. Disponible en: <http://www.bdtonline.org>
− Balbo, Laura (1994). “La doble presencia” en Borderías; Carrasco; Alemany (1994) Las mujeres y el trabajo: rupturas conceptuales. Barcelona: Icaria.
− Banco del Tiempo de Sants [en línea] [fecha de consulta: 19 de marzo 2018]. Disponible en: <http://bancdetempsdesants.org>
− Carrasco, Cristina (2007) “Mujeres y Trabajo: Entre la invisibilidad y la precariedad” En: Birulés Bertrán, Josefina y Vivas Larruy, Mª Ángeles. Mujeres y Trabajo: Entre la precariedad y la desigualdad. Madrid: Consejo General del Poder Judicial pp. 145 – 163
− Carrasquer Oto, Pilar (2005) “El temps: masculí i plural. Apunts sobre la temporalitat sexuada de la vida quotidiana i la problemática de la conciliació”. Ambits. Monográfico sobre “Temps i Vida quotidiana”. Nº 32
− Hartmann, Heidi (1994). “Capitalismo, patriarcado y segregación de los empleos por sexo”. En: Borderías, Cristina, Carrasco, Cristina y Alemany, Carmen. Las Mujeres y el Trabajo: Rupturas conceptuales. Barcelona: FUHEM. pp. 255 – 294.
− Instituto Nacional de Estadística. [en línea] Encuesta de Empleo del Tiempo. [fecha de consulta: 19 de marzo 2018]. Disponible en: <http://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736176815&menu=resultados&idp=1254735976608>
− Legarreta Iza, Matxalen (2008) “El tiempo donado en el ámbito doméstico. Reflexiones para el análisis del trabajo doméstico y los cuidados”. Cuaderno de Relaciones Laborales. Nº 2, pp. 49 – 73.
− Twitter. [en línea]. Andròmines. [fecha de consulta: 19 de marzo 2018]. Disponible en: <https://twitter.com/Andromines/status/941962624706797568>