¡Tú voluntariado permite la integración social!

¡Tú voluntariado permite la integración social!

Acción social Actualidad

En los itinerarios de orientación, formación e intermediación que ofrecemos a las personas desde Andròmines, atendemos una gran heterogeneidad de colectivos en riesgo de exclusión social. Sin embargo, la mayoría de nuestros colectivos diana tienen una necesidad común: integrarse sociolaboralmente en el lugar donde viven.

El mur de la barrera idiomàtica¿Pero de qué hablamos cuando nos referimos a integración? A que las personas aprendan la lengua catalana, así como la cultura, costumbres y las tradiciones de nuestro país. En consecuencia, este hecho hará posible que tengan mejores oportunidades laborales y los mismos derechos que cualquier otra persona.

¿Qué quiere decir aprender el catalán?

Una lengua es mucho más que un vehículo para comunicarse. Es la esencia de nuestro pensamiento, y como resultado, pensamos con palabras. Si conocemos una lengua puedes entender mejor su cultura, así como la literatura, el folclore, el arte, incluso la gastronomía. De hecho, las palabras que remueven el estómago acostumbran a atraer mucho. Suele ser lo primero que aprendemos de una lengua, el pan con tomate o los «calçots», por ejemplo.

Conocer una lengua no solo enriquece el paladar, sino que te ayuda a comprender de dónde venimos y a dónde vamos.

¿Te imaginas hacer algo de tu día a día, como ir a comprar, y evitar interacciones humanas porque no entiendes lo que te dice una persona? Si no entiendes a una persona es probable que la desconfianza y la inseguridad se apoderen de ti. ¿Cómo podemos hacerle frente? ¿Una persona puede ser plenamente feliz si evita interacciones sociales en su día a día?

Respecto al mundo laboral, cualquier ocupación necesita un poco de interacción. Somos seres sociales y vivimos en comunidad. Así pues, ¿ cómo podemos brillar y demostrar nuestros conocimientos si no sabemos qué palabra refleja aquello que queremos decir?

inserció social i laboralSin lugar a dudas, la barrera idiomática es una dificultad que a algunas personas les supone un muro de demasiados metros de altura, sobre todo para aquellas personas con bajos recursos sociales y económicos.

Necesitamos personas que quieran derruir este muro o cuanto menos, que ayuden a equiparlo con material de escalada y que consigamos hacerlo algo más pequeño y asumible.

Hablamos de personas concretas y de cómo les ha ayudado en sus vidas aprender el catalán

La R. M., usuaria del proyecto “Una Mossegada a l’exclusió”, llegó a Cataluña hace diez años de Marruecos. Como en su país de origen no tenía posibilidades de encontrar trabajo, a pesar de intentarlo por varias vías, tomó la difícil decisión de dejar su tierra y migrar hacia Cataluña, buscando una vida mejor.

Al llegar a Cataluña, se dio cuenta que era muy importante aprender el idioma para poderse comunicar. Para poder saludar con un “buen día” por la mañana cuando se encontraba otras personas en el ascensor, para ir a comprar, y sobre todo para poderse insertar en el mercado laboral. Y fue en aquel momento, sin dudarlo, cuando buscó recursos para poder aprenderlo. No sólo quería aprender la lengua como vehículo de comunicación, sino como vía de relación con las otras personas con quienes, a partir de ahora, tenía que vincularse.

Gracias a su implicación y sus ganas de conocer un nuevo idioma, se pudo presentar como candidata en un plan de ocupación de administración que tenía una duración de un año, donde uno de los requisitos obligatorios era tener un mínimo nivel de catalán, y la seleccionaron. Actualmente, su contratación ha finalizado y está en un proceso de selección por una oferta de trabajo de auxiliar de biblioteca donde también le piden nociones de catalán.

El catalán pierde 280.000 hablantes en quince años

Según el informe “Un marco sociolingüístico igualitario para la lengua”, el uso de la lengua catalana retrocede tanto en contextos formales como informales. Esto significa un descenso del uso de la lengua.
Solamente la gente que hablamos el catalán podemos romper con esta estadística y hacer que más personas lo hablen.

La satisfacción de ayudar, de pertenecer a un colectivo, de ver unos ojos ilusionados, una lengua que no se rinde y una mente que quiere progresar, es contagioso, enriquecedor y un poco adictivo.

El proyecto de voluntariado que Andròmines desarrolla a lo largo de este año 2022, con el apoyo del Departamento de Acción Social de la Generalitat de Catalunya, da respuesta a esta necesidad social.

¡Ayuda a que más personas quieran el catalán!

Si hablas catalán y tienes un rato para conversar con alguien que lo quiere practicar para coger fluidez, perder la vergüenza y poderlo hablar de una manera natural, hazte voluntario/a. Colaborando con nosotras, podrás ayudar a fomentar el uso del catalán a las personas que necesiten mejorar el idioma. Además, les podrás enseñar las tradiciones y costumbres que tenemos como pueblo catalán.

apropar les nostres tradicionsNo se trata de impartir un curso de catalán, es una manera divertida de conocer gente nueva, haciendo intercambios culturales, acompañando a las personas. Como, por ejemplo: un pasacalle de gigantes y cabezudos, una jornada castellera, un pasacalle de fuego, l’ou com balla, pasear por las calles el día de San Jordi, hacer cagar “el Tió”, etc.

En cualquier caso, si lo necesitas, también hemos desarrollado unos materiales que te pueden ayudar a acompañar estas personas en el conocimiento de la lengua catalana para una mejora de su inserción socio laboral.

En Andròmines creemos que todos y cada uno de nosotros y nosotras tenemos mucho para aportar a nuestra sociedad. Así pues, si tienes ganas de pasar a la acción y formar parte de un equipo comprometido en cambiar la realidad de personas vulnerables, te invitamos a hacer un voluntariado con nosotros. Solo hace falta que tengas de un poco de disponibilidad horaria y muchas ganas de implicarte en una causa social.

¡Te estamos esperando!

Nuevo módulo de acogida al voluntariado en Andròmines

Nuevo módulo de acogida al voluntariado en Andròmines

Actualidad

Con el objetivo de llevar a cabo una buena integración de las personas voluntarias, además del acompañamiento durante todo el recorrido de la persona a nuestra entidad, hemos puesto en marcha un nuevo módulo de acogida y formación inicial digital, para adaptarnos a las circunstancias actuales y de integrar las TIC en nuestros procesos de bienvenida.


A través de nuestro campus virtual, la persona voluntaria podrá llevar a cabo esta formación inicial mediante un ordenador, una tableta o un smartphone. Disponemos de dominio web y aplicación gratuita para Android e IOS, para facilitar el acceso a cualquier participante, con independencia de sus recursos tecnológicos.


Durante el recorrido del módulo se hace una presentación de Andròmines y las diferentes líneas de actuación, para que la persona conozca todos los servicios y pueda integrarse en nuestro pequeño universo. Además, el voluntario o voluntaria podrá conocer qué es el voluntariado, cuál es el marco normativo que regula su trabajo y qué son los derechos y los deberes de las personas voluntarias. También se realza la importancia del trabajo en equipo a la entidad.

Con este nuevo módulo de bienvenida en línea, tanto las personas voluntarias como nuestra entidad, realizamos un esfuerzo para adaptarnos a la digitalización acontecida durante los últimos años, actualizándonos en los procesos de comunicación y formación, flexibles y virtuales.

El Trabajo en Beneficio de la Comunidad: Un compromiso

El Trabajo en Beneficio de la Comunidad: Un compromiso

Sensibilització social

practiceConfidenceEl ingreso de una persona penada en un centro penitenciario es una opción, pero no la única: las medidas penales alternativas dan la oportunidad para que el penado pueda realizar el cumplimento de las condenas impuestas con diferentes intervenciones; estas intervenciones tratan de posibilitar que la persona asuma la responsabilidad por sus actos realizando Trabajos en Beneficio de la Comunidad (TBC), haciendo tratamientos adecuados a sus adicciones o enfermedades o haciendo un programa formativo y así dar forma a las medidas alternativas a la prisión.

 

Las medidas penales alternativas han demostrado ser una herramienta muy útil ya que garantizan una naturaleza reparadora y preventiva; prevención tanto a nivel de sensibilización de otros colectivos como a nivel de reflexión, cambio actitudinal y de comportamiento de la persona penada.

 

El Trabajo en Beneficio de la Comunidad (TBC) es una actividad complementaria no remunerada, que no sustituye puestos de trabajo ni compite con el mercado laboral. La ejecución del cumplimiento debe tener flexibilidad para compatibilizar, dentro de lo posible, el desarrollo de las actividades diarias de las personas penadas, ya que esta medida penal alternativa debe ser una medida que se cumple en libertad evitando la ruptura con la vida familiar, laboral y social además de fomentar valores como la solidaridad, responsabilidad y el bien común.

 

Hace 20 años que el Departament de Justícia creó este modelo que ha establecido un gran vínculo de colaboración con diferentes recursos y entidades para dar cumplimiento a las medidas penales alternativas. El trabajo en red es un eje clave para un único objetivo: hacer posible “una oportunidad reparadora”.

 

Andròmines es una herramienta facilitadora e inclusiva para la reinserción y colabora con el Departament de Justícia ofreciendo vacantes para que las personas penadas con medidas penales alternativas puedan dar cumplimiento a realizar Trabajos en Beneficio de la Comunidad. Estos trabajos deben potenciar los elementos de responsabilidad personal y de integración social de acuerdo con las capacidades y posibilidades de cada persona.

 

Andròmines somos una entidad colaboradora con las medidas penales alternativas:

  • Ofrecemos vacantes que corresponden a diferentes tareas de apoyo a desarrollar por las personas penadas.
  • Se da acogida y formación inicial a todas las personas penadas.
  • El nivel de ocupación de vacantes en Andròmines es de una media de 3 o 4 penados en las diferentes vacantes o tareas a desarrollar.
  • Se ofrecen medidas de seguridad y higiene adecuadas para cada vacante o tarea.
  • Se trabaja en continua comunicación con los delegados de justicia informando de todo el proceso.
  • En Andròmines ofrecemos un acompañamiento educativo y de inserción laboral a todas las personas que deben realizar el Trabajo en Beneficio de la Comunidad.
  • Transversalmente a su cumplimiento se fomentan las competencias laborales y personales.
  • Se ofrece la oportunidad de acceder a programas de inserción laboral para fomentar su inserción laboral en la empresa ordinaria, o bien tienen la oportunidad de trabajar en la Empresa de Inserción.

Durante el año 2016 han realizado Trabajos en Beneficio de la Comunidad en Andròmines, dando apoyo en diversas acciones de la entidad, un total de 26 personas y han aportado 2.323 horas de trabajo.

lodestar_logo_1

Además, gracias a esta colaboración en la Empresa de Inserción, dos trabajadores provenientes de Trabajos en Beneficio de la Comunidad obtuvieron un contrato laboral y iniciaron un itinerario de inserción individual.

Carme Marco

Coordinadora Social de Andròmines